La persona que padece esta enfermedad se da grandes atracones de comida (come en exceso) y después trata de compensarlo con medidas drásticas, como el vómito inducido o el ejercicio físico en exceso para evitar subir de peso. Esto con el tiempo puede resultar peligroso, tanto física como emocionalmente. Conduce a comportamientos compulsivos.

Caracteristicas:

1. Presencia de atracones (mucha comida en poco tiempo con sensación de falta de control). Posteriormente sensación de pesadez y culpa.

2. Deseo irresistible de eliminar lo que se ha comido a través de varias conductas compensatorias (vómito, laxantes, diureticos, ayunos o ejercicio excesivo).

3. Los atracones o conductas compensatorias suelen ocurrir al menos 2 veces por semana durante un período de 3 meses.

4. La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y siluetas corporales.

5. Alteración del régimen de comidas.

6. A veces suele ser frecuente detectar soledad en la/el paciente.

7. Insatisfacción profunda consigo mismo/a y lo que le rodea.

Las personas bulímicas pueden tener un peso normal o estar un poco excedidas de peso.

El tratamiento psicológico mediante terapia cognitivo-conductual está demostrado que además de mejorar los atracones y las purgas, también modifica la tendencia a hacer dietas extremas y las actitudes hacia el peso y la figura, así como otras psicopatologías asociadas como depresión, baja autoestima, deterioro en el funcionamiento social, conductas compulsivas y trastornos de personalidad.