A continuación encontrará preguntas habituales que pueden surgir a la hora de acudir a un psicólogo, si sus dudas no aparecen aquí puede preguntarme directamente rellenando el formulario de contacto.

 

     

  • ¿Cómo encontrar un buen psicólogo?

    El mejor psicólogo será aquel que le inspire confianza, aquel psicoterapeuta con el que se sienta cómodo y se adapte a sus necesidades y corcunstancias. Un buen psicólogo es el que basándose en evidencias científicas demostradas aplique sus conocimientos con el fin de ayudarle a superar aquello por lo que ha acudido a la consulta. Usted no debería sentirse intimidado, incómodo, presionado, etc… ante la presencia de su psicólogo, si en algún momento usted se sintiera así, mi recomendación es que se lo haga saber a su terapeuta y si no surgen cambios, cambie de profesional.

  • 10 Síntomas por lo que necesitaría acudir a un psicólogo
    1. Si siente que no tiene control sobre su día a día (acontecimientos diarios)..
    2. Empieza a notar molestias físicas (diversos dolores, en función de las características de cada persona) o a tener ataques de ansiedad (presión en el pecho, aceleración del ritmo cardiaco, hiperventilación o respiración muy superficial y acelerada, sudoración…).
    3. Siente que pierde control sobre sus emociones (Llanto, rabia, angustia, tristeza, desolación, sentimientos de impotencia, desesperanza…).
    4. Percibe que está en una situación límite, que no sabe resolver o no tiene fuerza para afrontar (problemas graves de pareja, hijos o trabajo).
    5. Siente que sus emociones le arrastran y no es capaz de ver las cosas con objetividad.
    6. Le inundan pensamientos negativos, catastrofistas, obsesiones … que no le dejan vivir con normalidad.
    7. Siente que su vida no tiene sentido.
    8. Siente impulsos hacia conductas negativas o agresivas que es incapaz de controlar.
    9. Piensa que todo el mundo está en su contra.
    10. Tiene  dificultades para alimentarse correctamente, descansar, conciliar el sueño, desconectar de situaciones, no disfruta con las cosas  como antes.
  • ¿Qué recomiendo a las personas que necesitan un psicólogo con el fin de evitar fraudes e incrementar la efectividad de un tratamiento?
    1. Identifica que el psicólogo esté Colegiado.
    2. Conoce las diferencias entre modelos y orientaciones psicológicas (leer más abajo).
    3. Solicita al psicólogo que te informe claramente qué tipo de orientación utiliza y las técnicas que emplea.
    4. Solicita un estimativo de duración del tratamiento y costes.
    5. Saca tus conclusiones e impresiones respecto de la profesionalidad, del trato y atención recibidas tras la primera visita.
    6. Si transcurridas entre 3 – 5 sesiones, y a pesar de haberte implicado con el tratamiento (pautas), consideras que no hay ningún cambio en tu problemática inicial te aconsejo que cambies de terapeuta. ¿Seguirías acudiendo al mismo traumatólogo si consulta tras consulta tus molestias de rodilla permanecen como al principio…?.
  • ¿Qué es una psicoterapia?

    Una psicoterapia es una intervención profesional estructurada en la cual el agente de intervención es la palabra, es decir, es un tratamiento que, al igual que una medicina, se administra al paciente para atender una situación específica. La diferencia con el fármaco radica en que el tratamiento administrado no es físico sino psicológico y el paciente tiene que poner de su parte. La psicoterapia, al igual que todos los tratamientos, debe estar bien orientada y ajustada al caso, lo que requiere por tanto ser administrada por un profesional.

  • ¿Es fácil la solución de un problema psicológico?

    La respuesta es que depende de varios factores: tiempo y evolución del problema, variables personales,….Muchas personas acuden a terapia con la idea de que el psicólogo va a solucionar su problema sin que ello suponga un esfuerzo por parte del paciente. Hay que decir que el psicólogo no es un mago y cualquier persona que acuda a tratamiento debe saber que son imprescindibles 2 condiciones para que el cambio se produzca: 1. se requiere de una participación activa por parte del paciente, y 2. es preciso tener apertura de mente y permitirse pensar de forma diferente.

  • ¿Es normal sentir vergüenza por acudir a un psicólogo?

    Es muy frecuente. Muchas personas evitan ir al psicólogo a pesar de necesitarlo, ya que lamentablemente aún existen muchos prejuicios sociales. Esto no sucede en otros paises donde la figura del psicólogo está tan reconocida o más que la del médico. Además influye que muchas personas no hablan de que acuden, lo cual sería deseable para romper barreras y se llegue a su normalización. Sobre todo en la primera sesión algunos sienten vergüenza por las causas o motivos de consulta y por no ser capaces de entenderlo, contarlo o resolverlo. Es muy importante que el paciente sepa que el psicólogo no le va a juzgar. Le ayudará. El secreto profesional le garantiza su intimidad. Normalmente todas las ideas preconcebidas sobre el psicólogo o la psicología desaparecen tras los primeros contactos. Yo en mi consulta suelo preguntar: ¿la idea que tenías sobre mí se corresponde ahora con las conclusiones tras conocerme?. La respuesta siempre es no.

  • ¿Es discreta la consulta?

    Para las personas que prefieren un lugar discreto decirles que mi consulta no comparte servicios, es exclusivamente una consulta de psicología y atiendo yo personalmente al paciente, no hay recepcionistas y no se coincide con otros pacientes en la sala de espera, por tanto la discrección está totalmente garantizada.

  • ¿Cuánto dura una sesión? ¿Y una terapia psicológica?

    Una sesión individual suele tener una hora de duración. Una sesión de pareja o familiar una hora y media aproximadamente. Una terapia no tiene por qué ser larga si se dan las condiciones adecuadas: tener confianza en la psicología y el cambio, capacidad de autoanálisis y la implicación de la persona con la terapia y sus pautas. De todas formas puede haber muchos motivos de consulta, algunos pueden ser dudas o un malestar puntual sobre algún tema (laboral, de pareja,…) que en pocas sesiones se resuelve. Cuando ya hablamos de un trastorno psicopatológico, entonces su tratamiento requerirá lógicamente de más tiempo, aunque por lo general no deberían demorarse los resultados).

  • ¿Es muy caro ir al psicólogo?

    Exactamente igual que visitar a cualquier profesional de la salud (médicos, especialistas) requiere de un desembolso, que debe ser visto como una inversión en salud, en este caso mental. Yo suelo decir que las lecciones aprendidas mientras dura una terapia sirven para toda la vida. El pago es una parte importante de la psicoterapia ya que otorga al cliente el derecho a exigir un trato profesional, define el tipo de relación apropiada entre el profesional y el paciente, representando el reconocimiento de la labor profesional del psicólogo. Actualmente la legislación vigente en España otorga a los psicólogos libertad para fijar sus honorarios en función del tipo de terapia realizada (individual, de pareja, informes,etc…). Antes de empezar la psicoterapia el psicólogo debe informar y resolver todas las cuestiones económicas. En ocasiones la frecuencia de visitas, y por tanto el coste, puede adaptarse a los recursos del paciente. Yo considero mis honorarios profesionales muy razonables.

  • ¿Puede haber recaídas?

    Yo siempre digo que un tratamiento es un proceso a veces de aprendizaje otras de desaprendizaje de algo, con lo cual las dificultades pueden aparecer como en cualquier otro proceso de este tipo. Normalmente se producen porque la persona no ha automatizado y/o aprendido bien las estrategias enseñadas o se confía y deja de practicarlas hasta que queden del todo fijadas. Yo en mi consulta estructuro las sesiones para vigilar que esto no suceda, ya que el objetivo desde mi punto de vista no es tanto la solución puntual de un problema como que este no vuelva a aparecer.

  • ¿He de tomar medicación?

    Los psicólogos no podemos recetar fármacos. Para mí el fármaco será un último recurso, no obstante dependiendo del tipo, grado, severidad o intensidad del problema a veces será necesario. En este caso doy información y consejo sobre este aspecto y derivo al profesional adecuado con la finalidad del control de síntomas importantes y aumentar la receptividad a un tratamiento psicológico, lo cual favorece claramente el pronóstico.

  • ¿La terapia de pareja es efectiva?

    Sí es efectiva, se analizan dificultades individuales y/o conjuntas, mejora las incompatibilidades y promueve una comunicación efectiva. El problema normalmente surge porque muchas parejas que acuden lo hacen demasiado tarde detectándose la relación ya muy deteriorada. Sobre todo cuando hay hijos de por medio es fundamental, por ello se enfatiza, establecer y proporcionar herramientas para una base de comunicación y cordialidad.

  • ¿Cuáles son las distintas escuelas o corrientes de la psicología?

    Cuando una persona solicita tratamiento psicológico debe saber que existen distintas corrientes, modelos u orientaciones de psicología, por tanto de psicólogos, con importantes diferencias entre sí y que no todos los modelos son adecuados para tratar todas las problemáticas.

    Escuelas de Psicología: Diversas teorías y aplicaciones que han surgido de al menos cinco corrientes de mayor influencia: Psicoanálisis, Conductismo, Psicología Humanista-Gestalt, Teoría Sistémica y Cognitivismo. Bajo el epígrafe de psicólogo se esconden unos u otros modelos. Se exponen detalladamente las diferencias entre modelos para que estén informados sobre los mismos. Están ordenados por evolución cronológica.

    Psicoanálisis: el psicoanálisis es sólo una de las corrientes de psicología, no es la psicología. Es una teoría de la personalidad, desarrollada en sus orígenes por Freud como forma de terapia. Se basa en la creencia de que los problemas psicológicos son síntomas de conflictos internos, inconscientes, reprimidos durante la infancia. La terapia se centra por tanto en el pasado. El psicoanalista adopta en la terapia una actitud pasiva. No aborda directamente el problema del paciente ya que parte de la idea de que la curación se produce cuando el paciente descubre “por si mismo” aspectos del inconsciente que estaban ocultos. No aplica procedimientos dirigidos al cambio conductual, por tanto, no utiliza técnicas ni herramientas psicológicas que tengan evidencia científica. Los tratamientos son de larga duración.

    Conductismo: Se trata de un modelo de intervención psicológica fundado en el método científico. Tiene como objetivo la aplicación de conocimientos teóricos y técnicas psicológicas orientadas al cambio de conductas. Se nutre de procedimientos que poseen apoyo empírico, es decir, que han probado su eficacia en investigaciones científicas controladas.

    Humanista: Surge como reacción al conductismo y al psicoanálisis. Esta escuela enfatiza la experiencia no verbal y los estados alterados de conciencia como medio de realizar nuestro pleno potencial humano. Se propone la consideración global de la persona humana, basándose en sus aspectos existenciales (la libertad, el conocimiento, la responsabilidad, la historicidad). La terapia exponente de la corriente humanista es la Gestalt. Esta suele utilizar reglas como: el paciente no es paciente es “cliente”, el “darse cuenta”, el “aquí y el ahora”, la relación “Yo-Tu”, principalmente en un contexto de terapia de grupo. Los tratamientos suelen ser de duración media.

    Cognitivo-Conductual: Se trata de un modelo de intervención psicológica fundado en la investigación científica contemporánea. Tiene como objetivo la aplicación de conocimientos teóricos y técnicas psicológicas orientada al cambio de los comportamientos, pensamientos-creencias y emociones que generan malestar en el paciente. La terapia tiene en cuenta el pasado para establecer el análisis funcional, pero se centra en el presente. El psicólogo adopta en la terapia una actitud activa-participativa. Se aborda directamente el problema del paciente. Utiliza procedimientos que poseen apoyo empírico, es decir, que han probado su eficacia en investigaciones científicas controladas. Los tratamientos suelen ser de corta duración. Este es el modelo en el que yo me he formado y el que utilizo en mi consulta.

  • ¿Cuáles son las diferencias entre un psicólogo y otros profesionales relacionados?

    Psicología: Es el estudio científico de la conducta y los procesos mentales. Existen diferentes áreas: experimental, evolutiva, aplicada (clínica, educativa-escolar, infanto-juvenil, laboral, social, deportiva, forense).

    Trabajador social: Un trabajador social es Diplomado en Trabajo Social. No es un psicólogo, por tanto no puede asumir funciones de psicólogo. Es un profesional de la acción social que se ocupa de fomentar el bienestar del ser humano y la prevención y atención de dificultades y/o carencias sociales de las personas, familias, grupos y del medio social en el que viven.

    Psiquiatra: Un psiquiatra es un Licenciado en Medicina y utiliza fármacos para el control de los síntomas. No es un psicólogo, por tanto no puede asumir las funciones de un psicólogo. Trata los problemas psicológicos que son más graves e incapacitantes y que precisan de medicación. Es importante la combinación con un tratamiento psicológico. Al psiquiatra no van los locos, porque la locura no existe como diagnóstico.

    Psicólogo área clínica: Un psicólogo es Licenciado en Psicología. No puede utilizar fármacos ni ejercer funciones de un Trabajador Social. Trata los problemas psicológicos con técnicas y herramientas psicológicas. Cuando lo estima apropiado, puede recomendar la visita a un psiquiatra para combinar su tratamiento con medicación. Al psicólogo no van los locos, porque la locura no existe como diagnóstico.

  • ¿Qué puedo hacer para verificar la cualificación de un profesional?

    Si detecta algún fraude, dudas sobre profesionalidad, colegiación, o considera vulnerados sus derechos como paciente le invito a que lo ponga en conocimiento del organismo regulador profesional correspondiente: Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas. Tlf: 928-249613. (web).